Social Business

Social Business

Social Business es el conjunto de procedimientos generadores de rentabilidad basado en las características colaborativas de los medios sociales.

¿Es el momento del Social Business?

Las empresas y los negocios ya no se pueden entender como hace 20 años. Hoy más que nunca, el éxito de nuestras empresas y proyectos depende del talento de las personas que trabajan en nuestro equipo así como de su grado de compromiso con el proyecto en el que participan y aportan valor.

El Social Business concibe el negocio empresarial como algo diferente del tradicional:

  • Concibe las redes entre personas como una manera de crear valor
  • Adopta la tecnología para potenciar las relaciones entre empleados, clientes y colaboradores
  • Mejora los procesos y métodos de negocio a través de la visión y la interacción social
  • Integra actividades que usan datos de negocio y datos sociales
  • Integra mejor el conocimiento colectivo para acelerar la toma de decisiones, fortalecer los procesos de negocio e incrementar la verdadera innovació

Sin embargo al hablar de redes sociales, mucha gente piensa en ocio y a los responsables tomar la decisión de implantarlas en la empresa, les preocupa que su uso acabe afectando a la productividad. Aunque Facebook, Instagram, o incluso Twitter… amenizan nuestro tiempo libre, la realidad es que las herramientas sociales son mucho más, y precisamente despliegan todo su potencial si las utilizamos -y las sabemos utilizar- a nivel interno. Todo un mundo por explorar en comunicación y gestión interna.

Eso sí, a la hora de implantar tecnologías sociales dentro de nuestra empresa, debemos definirlas como herramientas de trabajo , en las que se habla y se publica/comparte información sobre cuestiones relacionadas con la empresa o negocio (productos, marketing, mercados…). Los mensajes más informales no deben estar prohibidos, pues precisamente esa interacción informal entre los empleados en las redes sociales hace que fluya una constante comunicación entre departamentos; eso sí, primero hay que establecer unas reglas de uso bien definidas.

Al final todo acaba mezclándose porque la mayoría de cuestiones de nuestra esfera personal acaban de alguna manera relacionándose con nuestra esfera más profesional.

Por qué convertirnos en Social Business

¿Hasta qué punto necesitamos tecnologías sociales en nuestra empresa? Que levante la mano quien no esté de acuerdo con estos puntos:

  • Como profesionales gastamos gran parte de nuestras jornadas laborales buscando, filtrando y procesando información
  • Somos conscientes de que muchos de los procesos que se realizan en nuestra empresa nos hacen perder tiempo porque no son eficientes
  • Tomamos decisiones erróneas debido a la falta de información de calidad
  • Pensamos que podríamos reestructurar nuestro trabajo de una manera mucho más eficaz

Podemos quejarnos a diario y seguir sin buscar solución argumentando que toda la vida los negocios se han gestionado así, pero precisamente los negocios dirigidos por personas con pensamientos “de toda la vida” van desfilando por el sendero de la desaparición.

Si los medios sociales nos ayudan a gestionarnos mejor a unos costes muy bajos, es de sentido común que empecemos a utilizarlos para hacer que todo sea mucho más fácil y efectivo.

Las app del empleado

Las app del empleado

Estamos viviendo un momento en el que las aplicaciones móviles cobran cada vez más relevancia y se consolidan como soporte de comunicación. Y las empresas no deben mirar hacia otro lado y quedarse enrocadas en sus clásicas intranet corporativas.

La mayoría de las actuales intranets están obsoletas, son repositorios de contenido estático, noticias… donde el empleado poco tiene que aportar o comentar, por lo que su participación es casi nula.

Ahora imaginemos una app a través de la que el empleado puede solicitar sus vacaciones, descargarse su nómina, reservar una sala para una reunión imprevista o conocer al momento las novedades en las promociones que la empresa ofrece a sus clientes; recibir su pack de Acogida, saber cuáles son las zonas de evacuación del edificio, qué tipo de formación le ofrece la empresa o incluso consultar su correo.

Hablamos de la posibilidad de acceder a la información con una mayor flexibilidad y agilidad. La app de empleado  aporta inmediatez, acceso a la información en cualquier momento y lugar, siendo una herramienta potencialmente extraordinaria para mejorar la comunicación interna y ahorrar costes de procesos dentro de las grandes organizaciones. Además, supone una herramienta muy útil para los equipos de desarrollo de negocio.

Se pueden, incluso, ofrecer incentivos a aquellos empleados que utilicen la app, compartan contenidos, socialicen la información… De manera que se pueden aplicar técnicas de gamificación, ofreciendo premios y reconocimientos como si de un cliente externo se tratase. Motivar e incentivar al empleado es uno de los principales objetivos de cualquier compañía para conseguir una mayor productividad, y este tipo de apps lo facilitan enormemente.

En definitiva, la app del empleado supone una gran oportunidad de mejorar la comunicación interna de la empresa con los empleados, ofreciendo inmediatez, interacción y enriquecimiento del trabajo en equipo de una forma flexible y eficiente.

Algunas Actividades de Team Building para mejora del equipo

Algunas Actividades de Team Building para mejora del equipo

Las actividades de team building (entrenamiento de equipos) son esenciales si se quiere empleados que conozcan cómo trabajar juntos con eficacia y eficiencia hacia un objetivo común. Al principio, estas actividades pueden parecer tontas o podrían preguntarse cómo aportan algo a su empresa. Pero el hecho es que las actividades de formación de equipos están preparadas para desafiar a un equipo y mejorar las habilidades de comunicación y de grupo.

Al elegir qué actividad o dinámica se utilizará es importante saber ¿cuál es el objetivo de la reunión? ¿Se quiere mejorar la comunicación?, ¿Se quiere lograr que el equipo tenga mejores resultados?, ¿Qué planifique mejor?, la dinámica elegida debería de enfocarse en este aspecto para fortalecerlo, en muchas ocasiones una  misma actividad puede ayudar a mejorar varios factores.

Por ejemplo, una de esas actividades de team building se llama el pozo artesiano. En este juego cada equipo debe trasladar un “virus” fuera de un área determinada a otra nueva, dentro de los límites establecidos. Los equipos deben planificar, comunicarse con claridad y cooperar para tener éxito.

Los eventos de equipos pueden ser organizados para desarrollarse en días o puede tener lugar en una fecha programada. Las actividades de formación de equipos también pueden ser integradas en otros eventos corporativos, tales como reuniones, sesiones de formación y conferencias, talleres y seminarios, como una manera de preparación antes del evento principal. Incluso en las reuniones importantes de proyectos, ciertos tipos de actividades de team building pueden ser usadas ​​para ayudar al equipo a comenzar el proceso de resolución de problemas e incorporar nuevos estilos de pensamiento en la reunión.

Existen consultoras dedicadas a realizar actividades de Team Building, o lo puede hacer la misma empresa, eso dependerá del compromiso que los altos funcionarios tengan hacia este tipo de actividades. En ocasiones, cuando son externas, el hecho que la alta dirección haya aceptado a un experto ya es un indicativo de su interés en el tema.

Las actividades de formación de equipos que hacen uso de los juegos y concursos, ayudarán a despertar nuevas ideas y reactivar cualquier toma de decisiones que se deba hacer para que se haga bien.

Al elegir una actividad de formación de equipos, seleccione un juego o evento que va a ser divertido para todos los involucrados, que ayude a sus empleados para que puedan aprender nuevas habilidades o agudizar las ya establecidas, y lo más importante, mejorar sus resultados.

Hay otros tipos de ejercicios de formación de equipos, que difieren de los habituales, pero se deben considerar como opciones, especialmente si su equipo requiere algo más que una experiencia de trabajo en equipo, sino más una experiencia de “sanación” del equipo, por así decirlo. A veces, un grupo de empleados simplemente no funciona bien estando juntos, y puede ser debido a tensiones diarias. En estos casos, las actividades que una persona normalmente hace después del trabajo, podrían ser apropiadas, como el yoga, clases de relajación programada a la hora del almuerzo, o una sesión grupal para jugar bolos.

Al final, siempre y cuando usted examine las necesidades particulares de su empresa y elija una actividad de formación de equipos que va a funcionar bien con sus empleados va a lograr los resultados que desea.

Principales razones por las que los equipos no funcionan

Principales razones por las que los equipos no funcionan

Hay una serie de razones por las cuales los equipos fallan, y por qué hay una falta de productividad dentro de ellos en el lugar de trabajo. La comunicación y las habilidades interpersonales efectivas son herramientas esenciales para la supervivencia de un equipo. A menudo, este sólo consigue desahogarse de los temas durante las reuniones de trabajo.

Estas son las 10 razones más comunes que impiden a los equipos alcanzar el máximo rendimiento:

  1. Puñales por la espalda. Si usted es el líder del equipo y darse “puñaladas por la espalda” es un problema, sugiera que el equipo tenga una regla. Ejemplo: si hay alguna puñaladas por la espalda entre los miembros del equipo y que no pueden resolver por su cuenta, la resuelven con el líder del equipo.
  1. Interrupción. Este es un problema común en las reuniones. Haga que el equipo tenga una norma como, “nadie se le permite hablar hasta que la otra persona haya acabado y el que quiera hablar levante la mano.” Recuerde, el ejemplo empieza con el líder del equipo.
  1. “Tangentes”. En ocasiones un miembro de su equipo puede desviarse del tema en las reuniones, es decir, irse por la tangente. Si usted es el líder, deje claro las reglas de la reunión antes de empezar, pregunte con mucho tacto al resto del grupo si quieren escuchar algo más sobre el tema en discusión. Si no, que esa persona sepa que puede hablar con usted en privado después de la reunión. Recuerde tacto y diplomacia.
  1. Gimoteo. ¿Tiene una regla no escrita que los miembros del equipo deben llegar a una solución siempre que se quejen? Se puede llegar a un acuerdo entre todos los integrantes para evitar que se dilate el tiempo cuando alguien se queja. Puede acordarse usar algún tipo de señal cuando la queja supera un tiempo prudencial. Recuerde que siempre debe haber un acuerdo entre todos para evitar dañar susceptibilidades.
  1. No compartir conocimiento del trabajo, falta de comunicación. El conocimiento de los integrantes de su equipo debe ser compartido entre todos. Esto es tan importante que debería estar en la descripción del trabajo de cada empleado. Compartir conocimientos, habilidades de trabajo e ideas es fundamental para el éxito de un equipo. No importa cuántos ejercicios de formación de equipos realice, no va a ser productivo sin esta simple regla.
  1. La tardanza. ¿Hay un empleado que siempre llega tarde? ¿Cómo impacta en la moral del equipo? Tener por escrito lo que se considera “tarde” ayuda.
  1. Demasiadas salidas (o muy largas). Si su equipo acostumbre tomarse mucho tiempo libre afectando sus labores, es necesario que establezca el número de salidas de la oficina permitidas, junto con el tiempo que se pueden tomar. Una alternativa seria acordar con el equipo la cantidad de salidas que un miembro puede tener en un día. Incluya el número de minutos. Sea específico.
  1. La desorganización del espacio de trabajo. Dos problemas comunes: 1) el espacio de trabajo compartido es tan pequeño que afecta a la productividad. 2) si dos personas diferentes (uno ordenado y otro no) están compartiendo espacio de trabajo, haga que definan las reglas sobre lo que se considera limpio y organizado. Haga que se preguntan, “¿Es este problema que afecta a la productividad?”.
  1. uso excesivo de internet o teléfono personal. Haga que el equipo defina las reglas. Aunque todo el mundo le gusta socializar, ¿que consideran puede afectar adversamente el rendimiento del equipo?
  1. La fuga de información confidencial. ¿Que se considera confidencial? Sea específico y póngalo por escrito. Defina responsables.

 

Cómo mejorar la comunicación al hablar en público

Cómo mejorar la comunicación al hablar en público

Hay mucho que aprender sobre la comunicación que nadie podría entender. Puede ver programas de entrevistas; programas de radio; clubes dedicados a hablar en público; conversaciones ordinarias; y notará que hay ciertas reglas que se aplican cuando se trata de la interacción a través de palabras. Por ello qué mejor manera de empezar a aprender a tener una comunicación efectiva conociendo a la persona más cercana a usted: usted mismo.

  1. ¿Qué sabe?

La educación trata de aprender lo básico, pero para ser un orador eficaz hay que practicar lo que ha aprendido. Todos tenemos nuestras limitaciones, pero eso no significa que no podamos aprender a mantenernos al día y compartir lo que sabemos. Siempre revisar información de interés en general puede ayudar a “romper el hielo” al inicio de una reunión.

  1. Escuchar.

Es tan importante como hacer preguntas. A veces escuchar el sonido de nuestra propia voz nos puede enseñar a ser un poco más confiados con nosotros mismos y decir las cosas que creemos con convicción.

  1. Humildad

Todos cometemos errores, y, a veces tendemos a redundar, tartamudear, y probablemente pronunciar mal algunas palabras a pesar que sabemos lo que significa. Así que en un grupo, no tenga miedo de preguntar si está diciendo una palabra adecuadamente y si no es así, bromee sobre ello. Hará reír a todos sin sentirse incómodo.

  1. Contacto visual

Hay mucho que decir cuando se trata de dirigir la atención a su público con una mirada. Es importante que usted mantenga su enfoque cuando habla con un grupo grande en una reunión o consejo. La mirada debe ser tranquila, sin hacer sentir incomodo a alguien.

  1. Sea bromista

Un poco de humor puede hacer maravillas para reducir la tensión, el aburrimiento o el peor discurso. De esta forma, obtendrá la atención de la mayoría del público y sentirán que es tan accesible, y humano como los que lo escuchan.

  1. Sea como el resto de ellos

Interactuar es mezclarse con otras personas. Obtendrá muchas ideas, además conocerá lo que hace a la gente ser lo que es.

  1. Yo, yo mismo, y yo

Escuchar el sonido de su propia voz mientras practica su discurso frente a un espejo puede ayudar a corregir sus áreas de estrés. Y mientras está en ello las puede solucionar.

  1. Con una sonrisa

Una sonrisa es muy parecida al contacto visual. No es bueno hacer muecas o estar con el ceño fruncido en una reunión. Puede expresarse mejor cuando sonríe.

  1. Un modelo a seguir

En su vida, por lo menos debe haber escuchado a uno o dos expositores en alguna reunión pública. Muchos de ellos leen sus notas, pero fíjese como hacen hincapié en lo que dicen, este tipo de modelos puede ayudarle a que usted sea el centro de atención de su público.

  1. Preparación

Prepararse es mejor que simplemente escribir notas y luego entrar en pánico. Por ejemplo, algunas personas acostumbran escribir sus ideas en fichas, otras hablan de memoria. Cuando hable trate de estar cómodo con lo que sabe y  disfrute de su trabajo.

 

 

Comunicándonos en el centro de trabajo: tips y estrategias

Comunicándonos en el centro de trabajo: tips y estrategias

La comunicación en el centro de trabajo es muy importante, pero con tantas personas involucradas, todas con diferentes personalidades y diferentes niveles de comprensión, la comunicación puede ser difícil y surgen malentendidos.

Lo que necesita comunicar en su lugar de trabajo varía un poco de acuerdo con sus responsabilidades laborales. Esto difiere a veces si tiene la responsabilidad y autoridad sobre otros miembros del personal.

La comunicación es vital en cualquier lugar de trabajo y aquí están algunos de los tips y estrategias esenciales para una buena comunicación:

  1. Dar instrucciones claras

Usted ahorraría tiempo a largo plazo si sabe dar instrucciones, incluso simples, con claridad y asegurándose que sean comprendidas. Dejar una pausa para que la gente haga preguntas – o invitar a que las hagan. Es mucho mejor si una tarea se entiende desde el principio, en lugar de tener que volverla a hacer porque se hizo mal la primera vez.

  1. Sea constructivo, no crítico

A menudo las personas que han tratado de organizar su trabajo o resolver problemas, han sido muy criticadas por la solución que aplicaron. No es de extrañar, entonces por qué no se molestan tratando hacerlo de nuevo.

La otra cara de la moneda es que cuando los empleados están facultados para tomar algunas decisiones por sí mismos, sus jefes tienen más tiempo para seguir adelante con su propio trabajo para hacer progresar el negocio.

  1. Deje que la gente sepa el “panorama general”

¿A que están dirigiéndose todos? La gente va a trabajar más duro y más inteligentemente, si conocen que el trabajo que están haciendo contribuye a un producto final.

 

  1. Comunicar mensajes con eficacia

Los centros de trabajo tienen a menudo muchas personas que laboran allí. Los mensajes deben ser transmitidos de manera eficiente a través de cualquier medio – cara a cara, teléfono, correo electrónico, etc.

Si usted tiene un mensaje para transmitir, asegúrese de hacerlo con precisión, a la persona correcta – y de manera oportuna. Si el mensaje es largo – escríbalo en lugar de confiar en su memoria.

  1. Dar a la gente la libertad de organizar al menos algo de su trabajo

Si la gente tiene claro lo que hay que hacer, puede comprender y establecer una lista de prioridades para su propio trabajo. Esto los mantiene motivadas y también, tienden a trabajar más eficientemente, ya que saben lo que se tiene que hacer y pueden alternar tareas de acuerdo a ello.

  1. Dejar claro lo que se espera

Finalizar una conversación con algo como:

“Por lo tanto, ¿estoy en lo cierto al considerar que usted piensa que el proyecto se completará al finalizar el día?

Por lo que, si las personas anticipan un problema, tienen la oportunidad de decir si van a tener dificultades con esto. Eso le da la oportunidad – y la responsabilidad – para ayudarlos.

  1. Tratar a la gente como individuos

Toda persona tiene diferentes necesidades y personalidades. Distintas personas piensan de manera diferente. Es bueno si se puede averiguar qué enfoques funcionan bien con sus colegas y empleados; de esta manera, obtendrán el máximo provecho en cada interacción y todo el mundo será más feliz.

En conclusión, todo se reduce a la capacidad de comunicación – o la falta de ella. Es su responsabilidad hacerse entender – no importa cuántas veces lo tenga que hacer – y es responsabilidad de la otra persona hacerle saber cada vez que no entienda algo: la comunicación en el lugar de trabajo se basa en ello.

HABILIDADES SOCIALES, CLAVES EN EL MUNDO LABORAL

Una situación laboral inestable es aquella en la que no tenemos asegurada la continuidad por diferentes motivos. Nuestra empresa puede estar en crisis, notamos mal ambiente de trabajo o estamos sujetos continuamente contratos temporales.

Esta situación nos puede generar inquietud, estrés, inseguridad, etc. reduciendo nuestra concentración en el trabajo pero también nuestro bienestar en general y minando nuestros proyectos de futuro. Es complicado trabajar bajo esa presión pero os daremos unos tips para ayudaros a llevarlo mejor:

  • Busca otro empleo de forma activa. Aunque no llegues a cambiar de trabajo conocer otras opciones a las que podrías acogerte en el momento de perder el tuyo te aportará tranquilidad.
  • Comunica tu situación a las personas de tu alrededor. El apoyo es fundamental y seguro que entienden tu situación. Ellas te ofrecerán la estabilidad que no te da tu trabajo y son las únicas que se mantienen a largo plazo.
  • Relativiza en la medida de lo posible. Nada es seguro en esta vida y todo lo relacionado con lo laboral mucho menos. Piensa en tus cualidades y puntos fuertes, sabiendo que gracias a ellos podrás afrontar cualquier cambio que te pueda deparar la vida.
  • Si ves que la situación se te va de las manos busca ayuda de un profesional, son herramientas que están a nuestro alcance, ¿por qué no cogerlas?

Esperamos que os hayan servido estos pequeños consejos, y que al menos os hagan replantearos un poco la situación.