La comunicación política a través de un plasma

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, dio hace unas semanas una rueda de prensa a través de un plasma, según la prensa crítica, para evitar responder sobre las presuntas irregularidades que le permitieron conseguir su máster en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

En las entrevistas, Cifuentes había negado las acusaciones de eldiario.es y aseguró que ella ya había presentado los documentos que acreditaban que las notas de su máster estaban en regla y que todo se debía a un error de la universidad. En ambas intervenciones se presentó como una víctima empleando el efecto underdog para poder afrontar la crisis. Incluso ante sus compañeros de partido se presentó como la víctima de una “cacería” de origen difuso que pretendía destruirla “políticamente y personalmente”.

No fue la primera vez que Cifuentes o alguien de su partido echa mano de este tipo de argumentos.

 

La estrategia de underdog iba apoyada en las explicaciones que dieron desde la Universidad. Sin embargo, tanto la prensa como las redes sociales seguían “echando humo”.

Esta pudo ser una de las razones por las que se decidió que Cifuentes, una persona muy resolutiva a nivel comunicación con la prensa, se explicara a través de un plasma sin posibilidad de realizar un turno de preguntas. La estrategia probablemente pretendía no avivar la llama en un turno de preguntas que se preveía difícil, así como dar por cerrado el caso y atacar con el anuncio de una querella a los periodistas que dieron la noticia de cara, sobre todo, a sus votantes fieles que podrían hacer de prescriptores de la versión oficial y de guerreros en la lucha a través de las redes sociales.

Esta estrategia se complementaba con la intervención de su número dos Ángel Garrido: “Hemos dado información para acreditar que ese máster está realizado. La intervención del propio rector y dos profesores aclaró que todo el trabajo y el curso se había realizado conforme a la legalidad”, aseguró Garrido, que defendió que la presidenta no entregase el trabajo final de máster para no “hacer el juego a la oposición”.

Bueno, personalmente lo veo como una estrategia comunicativa de huida hacia adelante, pero he de reconocer que en anteriores ocasiones ha dado un resultado más que aceptable.

En este caso, sin embargo, no parece haber dado resultado ya que han tenido que variar la estrategia cambiando a la del “y tú más”. Ni por esas.

Claro, a toro pasado es muy fácil dar consejos pero ¿Cómo debería haber actuado el equipo de la sra. Cifuentes a nivel estrategia de comunicación?

Tengamos en cuenta que el motivo por el que ha arruinado su carrera política no ha sido por no hacer un máster que figuraba en su cv. ¡Ha sido por mentir! Su comportamiento infantil de la niña que intenta justificar que se portó bien y que ella no hizo nada malo, habría resultado si tuviera pruebas. Pero lo más efectivo, en mi opinión habría sido decir la verdad. A veces funciona.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s