El uso de la metáfora en el discurso político

Como recurso de carácter semántico, la metáfora es utilizada en la construcción del cualquier tipo de discurso incluyendo, por supuesto al discurso político. En consecuencia, intervienen en la delimitación de su sentido. Por ejemplo, cuando Pablo Iglesias dice que “Cuando a los de Ciudadanos les dicen que los de Podemos pueden estar en un gobierno con ellos, es como si a un vampiro le enseñas un crucifijo” deja claro la imposibilidad de pacto de gobierno entre ambas formaciones y, además, de una manera muy astuta diferenciando muy claramente entre los “malos” (Vampiros-Ciudadanos) y los “buenos salvadores” (crucifijo-Podemos). Metáfora que no deja de ser curiosa desde el momento en que Pablo no es que sea muy cristiano que yo sepa.

Todos utilizamos metáforas cotidianamente. Nos ayudan a explicar las experiencias humanas y a que las personas que nos escuchan las comprendan más fácilmente. Las imágenes esquemáticas que nos permiten crear las metáforas en nuestro cerebro facilitan que estructuremos e interioricemos de manera sencilla el mensaje.

Para el campo de la comunicación política esa manera sencilla y práctica de estructurar el mensaje y enmarcarlo en el sentido que se quiere dar a los ciudadanos es un chollo. No solo se utilizan por “economía lingüística”, sino principalmente como herramientas para comprender el mundo que nos rodea.

En los discursos, en los eslóganes, incluso en debates es común escuchar a los políticos hablar con expresiones metafóricas mucho más de lo que pensamos. En este proceso de estructurar un término en concepto de otro, la política cuenta con varias de estas expresiones.

Una de las más utilizadas es la noción de que la política es una BATALLA; frases como “tal partido venció al otro”, “la política presta servicio a la sociedad” o “vamos a luchar hasta ganar esta batalla” son, definitivamente, expresiones que aluden a una guerra donde los políticos son los combatientes y la política es el campo de batalla.

Otra metáfora muy escuchada son las ligadas a las ENFERMEDADES cuando se origina un inconveniente. Muchos políticos o profesionales de la política hablan sobre un problema como si éste fuera una enfermedad: “el estado de la nación se encuentra en pronóstico reservado”, o “el estado está cerrando las heridas de gobiernos anteriores”.

También, es recurrente escuchar hablar de la política como un JUEGO, donde existe una competencia: “Las reglas del juego”, “se está jugando la última carta” o “el estado está moviendo las últimas piezas para ganar la jugada”.

Las metáforas con fines estratégicos

Las metáforas con fines estratégicos o relacionales se emplean para reforzar la cohesión grupal de los integrantes de un actor colectivo (partido político, movimiento social). Chilton e Ilyin (1993: 10) hablan de metáforas que cumplen una función interaccional, que permiten crear un marco común de trabajo o mantener la cohesión grupal. Se utilizan etiquetas lingüísticas para conseguir la adhesión ciudadana a las posiciones del actor enunciador (Sabucedo, Grossi y Fernández, 1998: 177).

Un ejemplo que me encanta es el de Alberto Garzón y sus metáforas utilizada en twitter durante la campaña del mes de junio de 2016.

Alberto Garzón comparte una imagen en un bar de Zaragoza, tras haber tomado un pincho de tortilla y utilizando el hashtag #TuppersConCorazón.

Desde la cuenta de Izquierda Unida en Twitter, el 16 de junio de 2016 (día de lanzamiento de esta acción) se compartieron tuits con mensajes como:

“¿Hay algo más transversal que beber cerveza? Pues sí: comer de tupper. ¡Llenemos Twitter de#TuppersConCorazón!”

“¡Fiambreras obreras, dignidad proletaria! #TuppersConCorazón”

Esta idea, además de humanizar al líder del partido en una expresión de cotidianidad, pertenecía a una acción estratégica del equipo de redes sociales que perseguía la participación de los seguidores, que compartieron imágenes de sus propias fiambreras en la red social, relacionando de esta manera la teatralización compartida como experiencia online entre actuante y seguidores con una manera sencilla y gráfica de mostrar de manera política las diferencias sociales en la cobertura de una de las necesidades básicas –la comida- de las personas.

¡Sencillamente genial utilización de las metáforas unidas a una teatralización de la vida cotidiana del líder de IU en época de Campaña Electoral!

Conclusión

Utilizadas por gobiernos, partidos, movimientos sociales y medios de comunicación, las metáforas, no solo canalizan las propuestas políticas, sino que también contribuyen a su estructuración discursiva y a su eficacia persuasiva.

No solo se utilizan por “economía lingüística”, sino principalmente como herramientas para comprender el mundo que nos rodea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s