El Liderazgo Colectivo en política

Normalmente cuando hablamos de liderazgo, nos viene a la cabeza una persona. Sin embargo, en el ámbito político, especialmente entre las nuevas caras, y muy especialmente en el ámbito de la izquierda, cada vez asistimos de manera más frecuente a los que podríamos denominar como liderazgo colectivo.

Ya lo dijo Alberto Garzón en 2015: “Los programas son lo más importante en política, porque expresan lo que queremos hacer, nuestra ideología. Las personas, sus caras, sus discursos, su oratoria, eso también es política, también expresa un mensaje que se envía a la población. Creo que ya no son tiempos de liderazgos individuales, sino colectivos. Hay que elegir a quiénes comunican, no a uno, sino a muchos. Creo que tenemos que salir de la política que entiende que la solución viene por parte de uno; viene de liderazgos colectivos. Eso es algo que mostró claramente el 15M. No había un portavoz, sino que había muchos, que representaban una idea”.

El liderazgo político ya no debe ser una responsabilidad individual (más propia de los partidos clásicos), sino colectiva. Esto, implica que, estamos, no tanto, ante un “efecto péndulo” (donde, la realidad en el seno de los partidos políticos se circunscribe, a dos modalidades de entender el liderazgo; la de ordeno y mando y todas las demás), sino más bien, ante el final de un paradigma y el inicio de uno nuevo, en el que se contempla, una nueva forma de entender el liderazgo en política.

El liderazgo colectivo, representa esta nueva forma de entender, cómo las partidos políticos buscan superar, las deficiencias tradicionales del liderazgo individual. La idea que subyace detrás del liderazgo colectivo, es, aunar, en una causa común, las inquietudes de un amplio y diverso espectro de población. Potenciando la adhesión por parte del electorado, no tanto, a un individuo, sino, a una causa, el liderazgo colectivo, actúa como una masilla, que mantiene unida a un amplio número de personas, no sólo, muy diversas, sino, altamente complejas. Es lo que se define como “abrir la organización desde dentro”

La evolución de un liderazgo individual a liderazgo colectivo, responde, en gran medida, a las transformaciones experimentadas por la sociedad. Quizás ya no es tan necesario un líder que nos diga lo que se debe hacer, lo que es correcto y lo que tenemos que esperar del mañana. El ‘hombre fuerte’ del siglo XX, que en modo solitario guiaba a las masas, ya no pertenece a nuestra época, tanto en la política, como en el negocio. Este el tiempo del compromiso personal enfocado a la puesta en común de experiencias y propuestas.

Sin embargo, todavía tenemos una gran necesidad de liderazgo como ciencia del gobierno de las dinámicas que emergen de la interacción entre la ciudadanía. Necesitamos un liderazgo que pierda su personalización y deje de encarnarse en un único individuo. Un liderazgo invisible pero presente, que deje de decirnos qué hacer y de centrarse exclusivamente en el output, para empezar a centrarse sobre todo en los input, desde los cuales se generan los comportamientos en seno de nuestra sociedad. Un liderazgo que favorezca la emersión de la inteligencia de los demás, un liderazgo que deje la jerarquía y abrace una visión horizontal, un liderazgo que gobierne con las preguntas y no con las respuestas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s