Cómo mejorar la comunicación al hablar en público

Hay mucho que aprender sobre la comunicación que nadie podría entender. Puede ver programas de entrevistas; programas de radio; clubes dedicados a hablar en público; conversaciones ordinarias; y notará que hay ciertas reglas que se aplican cuando se trata de la interacción a través de palabras. Por ello qué mejor manera de empezar a aprender a tener una comunicación efectiva conociendo a la persona más cercana a usted: usted mismo.

  1. ¿Qué sabe?

La educación trata de aprender lo básico, pero para ser un orador eficaz hay que practicar lo que ha aprendido. Todos tenemos nuestras limitaciones, pero eso no significa que no podamos aprender a mantenernos al día y compartir lo que sabemos. Siempre revisar información de interés en general puede ayudar a “romper el hielo” al inicio de una reunión.

  1. Escuchar.

Es tan importante como hacer preguntas. A veces escuchar el sonido de nuestra propia voz nos puede enseñar a ser un poco más confiados con nosotros mismos y decir las cosas que creemos con convicción.

  1. Humildad

Todos cometemos errores, y, a veces tendemos a redundar, tartamudear, y probablemente pronunciar mal algunas palabras a pesar que sabemos lo que significa. Así que en un grupo, no tenga miedo de preguntar si está diciendo una palabra adecuadamente y si no es así, bromee sobre ello. Hará reír a todos sin sentirse incómodo.

  1. Contacto visual

Hay mucho que decir cuando se trata de dirigir la atención a su público con una mirada. Es importante que usted mantenga su enfoque cuando habla con un grupo grande en una reunión o consejo. La mirada debe ser tranquila, sin hacer sentir incomodo a alguien.

  1. Sea bromista

Un poco de humor puede hacer maravillas para reducir la tensión, el aburrimiento o el peor discurso. De esta forma, obtendrá la atención de la mayoría del público y sentirán que es tan accesible, y humano como los que lo escuchan.

  1. Sea como el resto de ellos

Interactuar es mezclarse con otras personas. Obtendrá muchas ideas, además conocerá lo que hace a la gente ser lo que es.

  1. Yo, yo mismo, y yo

Escuchar el sonido de su propia voz mientras practica su discurso frente a un espejo puede ayudar a corregir sus áreas de estrés. Y mientras está en ello las puede solucionar.

  1. Con una sonrisa

Una sonrisa es muy parecida al contacto visual. No es bueno hacer muecas o estar con el ceño fruncido en una reunión. Puede expresarse mejor cuando sonríe.

  1. Un modelo a seguir

En su vida, por lo menos debe haber escuchado a uno o dos expositores en alguna reunión pública. Muchos de ellos leen sus notas, pero fíjese como hacen hincapié en lo que dicen, este tipo de modelos puede ayudarle a que usted sea el centro de atención de su público.

  1. Preparación

Prepararse es mejor que simplemente escribir notas y luego entrar en pánico. Por ejemplo, algunas personas acostumbran escribir sus ideas en fichas, otras hablan de memoria. Cuando hable trate de estar cómodo con lo que sabe y  disfrute de su trabajo.

 

 

Deja un comentario