ACOSO LABORAL ENTRE EMPLEADOS, ¿CÓMO PREVENIRLO DESDE DIRECCIÓN?

Todas las empresas están expuestas a que se produzcan malas relaciones entre empleados que generen problemas psicológicos, un mal ambiente de trabajo y mucha desmotivación entre las personas implicadas y las que están a su alrededor.

Los conflictos no se generan por maldad y premeditación de hacer el mal. Cuando se llega a situaciones de mobbing o acoso laboral ha habido una situación inicial y un desgaste del equipo. Todos justificamos nuestras acciones y sólo cuando se desmontan los motivos por los que actuamos de tal o cual forma y el acosador asimila que no está actuando bien se puede generar un cambio.

La labor de la dirección en este aspecto es doble; por un lado prevenir, por otro actuar ante el menor indicio.

Hay medidas que se pueden tomar desde el punto de vista de la prevención. Ellas están enfocadas al fomento de la comunicación y empatía dentro del grupo. No podemos reeducar a nuestros empleados pero sí desarrollar una filosofía empresarial que acepte y valore la comunicación y la participación. Implantan actividades que nos lleven a este objetivo será la mejor estrategia para prevenir problemas futuros.Así abrir espacios para el diálogo e incluso poner a disposición de los empleados medios como la ayuda de un psicólogo/a facilitará el establecimiento de un buen ambiente.

Cuando el conflicto se ha creado y se detecta una situación de acoso hay que actuar inmediatamente. Hay que detectar el porqué del conflicto y no permitir que el problema se arrastre ya que sin medidas irá creciendo.

Deja un comentario