¿Cómo sabes si tu mensaje ha llegado a tu público?

Constantemente nos enfrentamos a transmitir diversos mensajes a distinto público y generalmente todo queda en dar el mensaje, pero muy pocas veces nos preocupamos en saber si fue entendido. Este aspecto es fundamental, ya que finalmente, si el propósito es decir algo, el que no lo hayan entendido, hace que todo el proceso que tomó dar el mensaje no haya servido. Es decir, se gastó tiempo y recursos para no cumplir con nuestro objetivo, o ni siquiera saber si lo cumplimos.

En las comunicaciones orales como los discursos, reuniones de oficina, o simplemente cuando conversamos con alguien,  la manera de saber si el mensaje transmitido a llegado al interlocutor es escuchando lo que dice. Dependiendo el tamaño del grupo, el tipo de información que esté transmitiendo y los mensajes no verbales que observe en su audiencia, puede existir alguien que no ha entendido algo. Si ha generado un buen clima de confianza con su audiencia, no habrá dificultad de saber si su mensaje llegó.

Teniendo en cuenta que existen ciertas barreras que impiden que la comunicación sea eficaz, se puede prevenir que no interfieran cuando se transmite un mensaje. Las barreras son:

  • Filtrado: que viene a ser la manipulación intencionada que hace el emisor de la información para que sea vista de manera más favorable por el receptor. Es decir, si por temor o creencia se considera que la información transmitida podría afectar al receptor, se modifica, por lo que estamos generando que el mensaje no sea comprendido de manera correcta.
  • Percepción selectiva: los receptores en el proceso de comunicación ven y escuchan de forma selectiva en base a sus necesidades, motivaciones, experiencia, antecedentes, entre otros.
  • Sobrecarga de información: cuando se excede la cantidad de información que se puede procesar (la cual es limitada) se sobrecarga, por lo que se tiende a seleccionar, ignorar u olvidar la que consideran no es importante.
  • Emociones: de acuerdo a como se sienta el receptor cuando reciba la comunicación influirá en como la entienda. Si está enojado, feliz, o triste captará la información de distinta manera.
  • Lenguaje: de acuerdo a la edad, educación y antecedentes culturales, la misma información puede ser interpretada de distinta manera.

En estos casos, siempre es importante conocer que entendió el receptor para verificar que tenga claro el mensaje que se quería dar. Esto es la retroalimentación, que viene a ser el proceso de verificar los mensajes y determinar si se están cumpliendo los objetivos.

La mejor manera de confirmar si su mensaje ha llegado a su público es mediante preguntas y el parafraseo, que viene a ser que el receptor repita el mensaje con sus propias palabras. Esto no es solo en un discurso oral donde se puede preguntar directamente y la retroalimentación es clara. En caso de comunicaciones escritas a públicos masivos se puede hacer una encuesta con preguntas orientadas a confirmar la comprensión del mensaje. Si es un público reducido, aunque se haya utilizada la comunicación escrita, se le puede preguntar directamente, o solicitar que se emita algún tipo de retroalimentación, ya sea a través de un informe o respuesta al mensaje por correo electrónico que permita demostrar la comprensión del mensaje.

Fuentes:

  • Lussier R. y Achua C. (2005) Liderazgo. Teoría, Aplicación y Desarrollo de Habilidades. México: Thomson
  • Robbins S. y Judge T. (2009) Comportamiento Organizacional. México: Pearson Educación.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s