Malos hábitos de algunos jefes

Malos hábitos de algunos jefes

Malos hábitos de algunos jefes

Como me decía una colega el otro día, los tiempos están cambiando. Y que razón tenía. Estamos viviendo un cambio de paradigma social y empresarial.

Esto está obligando a las empresas a reinventarse y en consecuencia obliga a los dirigentes de las mismas a reinventarse también. Hoy día consideramos malos hábitos de algunos jefes, las formas de liderazgo que no hace mucho enaltecíamos.

Como dice Marshall Goldsmith, lo  que llevó a ser grandes a algunos jefes, no les conducirá al éxito con el nuevo escenario que vivimos.

Comparto con vosotr@s los malos hábitos de algunos jefes que considero más relevantes:

ü  Creerse más inteligente o superior al resto: “Nadie es más que nadie” – dice mi madre. Y tiene razón. En un equipo todo el mundo aporta valor. Ya no se puede estar dependiendo de la maravillosa idea del jefe o de la apropiación por éste de la idea de algún miembro del equipo con frases como “es lo que estaba pensando”, “justo lo que estaba intentando decir”… Pero, además, el creerse superior hace que se tenga más probabilidades de convertirse en un mezquino, haciendo comentarios destructivos acerca de otros.

ü  Retener información: éste es otro de los malos hábitos de algunos jefes y me saca de quicio. Se creen más importantes reservándose información que en muchos casos es clave para poder alcanzar de manera eficiente los objetivos marcados para el grupo. Piensan que compartiendo esta información pierden poder cuando a lo que realmente están contribuyendo es a no alcanzar dichos objetivos.

ü  Disculparse: Todos somos personas, tenemos derecho a equivocarnos, pero también a pedir perdón o disculpas cuando esos errores afectan negativamente a otras personas. Una vez me dijo una jefa mía cuando reconocía que no se disculpaba nunca: “es que yo soy así”. “Pero puedes cambiar”- le dije yo – “y hoy es un buen día para comenzar”.

ü  Agradecer: en la misma línea del anterior. Hay jefes que no tienen incluidas en su diccionario las palabras “disculpa” ni “gracias”,

ü  Privilegiar al favorito de su grupo o cargar de trabajo al que es más resolutivo. Muchos jefes van a lo fácil, no quieren complicaciones y optan por el camino más fácil y por la solución más sencilla a corto plazo. Pero a medio y largo…

Si eres un jefe/a que reconoce que tiene uno de estos malos hábitos, has dado un gran paso. El siguiente: considera a los que te rodean como un equipo del que eres parte integrante, trabaja en armonía con ellos y practica el empowerment, el liderazgo colaborativo. Haz que todos los miembros del grupo se sientan importantes porque lo son, porque pueden aportar mucho, cada uno en su área, y porque esas aportaciones contribuirán al éxito del grupo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s